NOVEDADES EDITORIALES
Bitácora Lacaniana
Bitácora Lacaniana
Factor @
a-ritmo propio
Cuadernos del INES N°14
Seminarios Jacques-Alain Miller en Caracas y Bogotá
Lacan Cotidiano la movida Zadig Radio Lacan Latigo Infancia y Juventud
CONVERSACIONES
La escuela, lo nuevo y su por-venir en los tiempos que corren
Paola Cornu (NEL-Santiago)

Agradezco la invitación del C.E a tomar la palabra hoy en la Conversación permanente de la Escuela a partir del eje:
"La formación del analista en la Escuela del pase, aún hoy.
¿Qué de la posición analizante y de la transferencia a la Escuela permite alojar este real?

 

1.- La Escuela-Sede

Miller en "Política Lacaniana", siguiendo a Lacan enfatiza hay el psicoanálisis y hay la escuela. La finalidad es el psicoanálisis y la Escuela es su medio.

Pensar a la escuela como un laboratorio de enseñanzas para la formación del analista, en la que la constituimos unos solos con una causa, la analítica como un Otro atravesado por el pase, posibilita renovar la invitación que Lacan nos hace a pensar la escuela agujereada e inconsistente en sí misma, pero orientada por lo real, aún hoy, que frente al momento actual, de un real sin ley, en la que nos confrontamos a una crisis sanitaria que irrumpió en todos los ámbitos de nuestras vidas y de la vida de escuela, se nos hace necesario tomar una pausa, no para detenernos y descansar o estancarnos ante lo mortificante, sino una pausa para no dejarse sugestionar y tomarnos un tiempo como plantea Miller- en "Todo el mundo es loco"-, escuchando uno por uno a ritmo propio.

Lo vivo del deseo, nunca en reposo circula en cada uno de los que habitamos la escuela, unos solos con una causa, la analítica. Es así que estas instancias de conversación de escuela posibilitan alojar nuestras reflexiones, elaboraciones y preguntas uno por uno, ahí lo vivo, cuestión que nos permitirá encontrar un modo, un saber hacer en la continuidad-discontinuidad del trabajo en la escuela, de nuestra práctica que hoy nos ya llevado a realizarla de modo on-line, que trasciende a los hitos no sin ellos y que nos hace consentir a una pérdida sin perdernos, especialmente con los principios del psicoanálisis que orientan nuestra práctica, política y ética.

 

2.- Por-venir: corresponsables del progreso de la Escuela y del psicoanálisis.

Hoy aún, frente a la muerte, el horror, "lo vivo"… Renovar una a una y cada vez una más, el trabajo de "transferencia" con la Escuela, con la comunidad de la Escuela con los colegas-analistas-parletres que la habitamos y AMP se hace vivificante. Es en cada dispositivo de Escuela al que somos convocados que nos encontramos para un trabajo otro-nuevo, como a los cambios- ej. Inscripción de estatutos-, transformaciones, permutaciones de lugares y funciones, hoy aún. Lo que hace uno por uno consentir o no a la confianza, "transferencia de trabajo" y al lazo analítico que permite "lo nuevo" en la Escuela y el tratamiento que podamos dar a lo mismo, lo "homo" pero manteniendo lo que funciona.

La continuidad en el trabajo en la escuela por la causa analítica nos hace recordar el principio lacaniano de "no ceder ante lo real en juego", como es el caso de la actual crisis sanitaria, que impone una discontinuidad, que como escuela podemos convertirla en una pausa vivificante, para tomarnos un tiempo de reflexión. Como decía…

 

3.- Lo nuevo…

La escuela y las Escuelas han sido tocadas en los tiempos-temporalidad y el cuerpo, como consecuencia, obliga al distanciamiento de los cuerpos en las instancias que nos reúnen, Congreso, Jornadas, dispositivos de trabajo etc... ¿Que traza – marca quedará de ello?.

A la escuela ¿podríamos pensarla como la escuela-parlêtre, desde la última enseñanza de Lacan?- pregunta para investigar… En la escuela, cada miembro, asociado, sedes, delegaciones y grupos asociados se enlazan y anudan a ella sintomáticamente

Como así también un "uso" en el lazo y enlace a la escuela de lo más sintomático de cada Sede, Delegación y Grupo asociado, no solo en momentos de catástrofe, sino también en las transformaciones y cambios que a la escuela aún hoy, acontecen. reuniéndonos en el vacío de saber.

Al final de la experiencia analítica, hay lo nuevo y diría con lo insoportable hacemos si consentimos a ello, tomando otro valor. Nos confrontamos por un lado, con lo que no cambia, encontrando allí un "uso" y "modo de hacer" con lo que "no hay" y con lo que "hay", por otro lado, a lo que cambia, a las transformaciones que tiene el parlêtre que ha llevado su análisis hasta las últimas consecuencias y que ha decidido hacer el acto de presentarse al dispositivo del pase. Consintiendo, al Sí de una nominación, como también a un NO. Esto me parece crucial para el lazo con la Escuela, pues ¿a que consentimos hoy en la escuela, en la sede, en la práctica, en los análisis, en la AMP…?, respecto a las transformaciones, a lo que cambia y se mantiene…

¿Cómo se sigue?, no se sabe más que por medio de la invención…

Santiago de Chile, 16/5/20